PLOTTIER ON-LINE

Con un simulador único en Latinoamérica, se capacitaron los bomberos voluntarios

Durante cuatro días consecutivos, se llevó a cabo una de las capacitaciones más importantes de todo el país para los Bomberos voluntarios de Plottier, con un simulador de incendios, único en toda Latinoamérica: el CEMI -Centro de Entrenamiento Móvil de Incendios-.

Desde el año 2011, este simulador lleva ya, 87.452 kilómetros recorridos en todo el país, 15.261 bomberos capacitados.

Organizado por el Consejo Nacional de Bomberos, conformado por las Federaciones de Bomberos voluntarios de todo el país, a cargo del CEMEC -Centro de Entrenamiento Móvil de Espacios Confinados-.

Se capacitaron alrededor de 100 bomberos de la provincia de Neuquén, en las cuatro jornadas, con sede en nuestra ciudad, que tuvo lugar en el predio de la Expo Feria de Plottier ubicada en calle Libertad.

Uno de los Instructores de la Academia Nacional de Bomberos, a cargo de la Jornada, Gabriel Fernández, explicó que «hicimos cuatro jornadas de las cuales participaron bomberos de todas las provincias del país que recorrieron el simulador. Desde el Consejo Nacional por medio de la Academia, contamos con dos simuladores operativos, que únicos en Latinoamérica, en distintas especialidades, en este caso se utilizó el simulador de incendio y después tenemos otro, de espacios confinados y próximamente va a estar otro girando que es el simulador de sustancias peligrosas».

La capacitación tiene la finalidad de nivelar el conocimiento tanto teórico como práctico, de todos los bomberos del país, y está normalizada bajo la norma ISSO 9001 que establece la más alta calidad de las capacitaciones que se brindan. Los Centros de Entrenamiento Móvil (CEM), alineados con los principios fundacionales del Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina y de la Academia Nacional de Bomberos a la cual pertenece, ofrece servicios de capacitación profesional de alta calidad a los Bomberos Voluntarios y Bomberos pertenecientes a dependencias, públicas y privadas, y fuerzas ligadas a la Protección Civil de todo el país y del exterior.

En cuanto al procedimiento de la capacitación en el CEMI -Centro de Entrenamiento Móvil de Incendios-, el Instructor explicó que:«la capacitación está normalizada, comienza a la mañana con una acreditación de todos los participantes en la cual se recibe una ficha médica de ellos, como aptitud para poder realizar el entrenamiento, porque es muy exhaustivo. Por la mañana se da la parte teórica que consiste en hablar de lo que respecta a elementos de protección personal, uso de equipos autónomos que la gente conoce como tubo de oxígeno, que en realidad es aire comprimido, y después hablamos de lo que es fuego, ventilaciones y rescates para después poder llevarlo a la práctica por la tarde».

Asimismo, mencionó que «entran en grupos de 5 personas, dependiendo de la cantidad total de participantes. Son tres entradas que hacen los participantes que van aumentando su nivel desde un reconocimiento hasta una búsqueda y rescate, dentro de una estructura con incendio. Nosotros vamos modificando la estructura, elevando el nivel de complejidad y adentro, sin visibilidad, se generan laberintos, que es a lo que más debemos habituarnos, porque justamente la preparación psicológica entra a jugar ahí y el trabajo de equipo por sobre todas las cosas».

«Hacen distintas tareas ahí adentro: de búsqueda, de control de fuego, ventilaciones, utilización de patrones de agua y distintos trabajos que para nosotros, los bomberos, es sumamente importante», afirmó el Instructor.

Estas capacitaciones las llevan adelante dos instructores que se van rotando con otros equipos de trabajo. Recorren los distintos puntos del país. En esta oportunidad, se concluyó en la provincia de Neuquén y hoy, partieron hacia la provincia de Chubut. Luego, continúan a la provincia de Río Negro.

En cuanto al funcionamiento del simulador, el Instructor explicó: «el CEMI tiene un mecanismo de seguridad que controla la densidad del humo, la concentración de gases y la temperatura que llega a un límite de 500 grados centígrados en el interior y una vez que alcanza este límite, el simulador se bloquea solo, corta el ingreso de combustible y libera la temperatura mediante extractores y esto nos permite trabajar con la tranquilidad de que nadie va a sufrir ningún accidente que es algo que para los Bomberos es complicado porque uno se va entrenando en las distintas intervenciones, experiencias, sabemos que corremos riesgos porque uno no conoce el lugar, no está controlado. En este caso, esta herramienta lo que nos permite es poder equivocarnos las veces que sea necesario».

Esta herramienta de trabajo, de alta complejidad y de última tecnología, permite el correcto desarrollo de la capacitación.

«Nosotros también hacemos un seguimiento interno del desarrollo de la tarea que va realizando el participante y si es necesario corregir las acciones al momento del error, para reafirmar justamente lo que queremos que quede en claro y así, trabajar de manera segura y poder entrenarnos y fortalecer nuestro sistema y sobre todo poder cuidarnos», concluyó el Instructor.

A través de un financiamiento por medio de la Ley Nacional Nº25.054 se otorgan recursos económicos para el Consejo Nacional que regula el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, para llevar a cabo estas capacitaciones de las cuales, participan también, otras fuerzas de seguridad y bomberos de países limítrofes, en estos simuladores de alta complejidad que tienen un costo de casi tres millones de dólares.

Estas capacitaciones se realizan durante todo el año, en las distintas provincias federadas, de acuerdo a las necesidades de la Federación que la requiera, y se dan entre 14 jornadas por mes.

Redacción: Pamela Farnos


#destacado