PLOTTIER ON-LINE

Los abuelos de la ciudad, tienen su paraíso

En una plaza del barrio svetliza, un vecino de la ciudad, transformó ese lugar, en un paraíso para todos los abuelos.

Con canchas de tejo, mesas decoradas con mosaiquismo hechas por el mismo vecino y un quincho para festejar los cumpleaños y compartir las tardes de invierno entre torta fritas y mate, se emplaza este espacio.

Son más de 30 los abuelos que todas las tardes se encuentran allí y, son los mismos que disfrutan también, de la colonia de vacaciones y viajes que organiza la Municipalidad de Plottier, a cargo del Intendente, Lic. Andrés Peressini, para todos los adultos mayores, en el marco de acompañamiento y respeto que se merecen.

En esta oportunidad, la Municipalidad aportó los pisos y la colocación de los mismos, a cargo de la Subsecretaría de Mantenimiento y Equipamiento Urbano, que faltaban para la terminación del quincho de aproximadamente 6 metros 50 por 10.

Los abuelos esperaron con tortas fritas y mates al Sr. Intendente y todo su equipo de trabajo, en agradecimiento por la dedicación y el respeto que les brindan en cada acción. Luego de la merienda, el Intendente jugó un partido de tejos junto a los abuelos.

«Esto significa un gran orgullo para los jubilados que todavía podemos agarrar una pala y trabajar y siempre el Intendente ha colaborado con nosotros muy amablemente. Venimos todos los días de la semana.

Surge por iniciativa del Sr. Miguel Ángel que tenía la casa de fotografía aquí en la ciudad y por otro vecino, don Luis Espinosa, quienes empezaron a construir esta plaza pensando en todos nosotros», contó muy emocionado un abuelo.

Blanca, otra abuela, expresó que «hace cinco años que tenemos esta plaza y siempre hacemos empanadas u otras actividades también para juntar fondos y poder hacer el cerramiento del lugar, comprar rejas».

Los abuelos no aparentan las edades que cada uno tienen, entre 60 y 80 años años. Con el espíritu joven y voluntad de trabajo que los caracteriza, ellos mismos realizan el mantenimiento del predio y luego de juntar hojas, cortar el césped y el riego cotidiano, unos se sientan a tomar mate y otros, a jugar al tejo.

Asimismo, el Municipio va a realizar la instalación de gas y se colocarán rejas en las ventanas del quincho.

Los adultos mayores son un claro ejemplo de trabajo, dedicación y orgullo de nuestra ciudad, y como tales merecen el cuidado, respeto, atención y cuidado.

Ahora, cuentan con un lugar hermoso con todas las comodidades, para que puedan pasar sus días y disfrutar de las tardes.

Redacción: Pamela Farnos

Fotografía: Pablo Godoy


#destacado